Desde mi Buhardilla Mesonzoica
Buscando...
jueves, 11 de agosto de 2016

Canara en fiestas


CANARA –UN NUEVO EDÉN- 

"Por aquellos campos correteaban las Ninfas del Atardecer"

Ermita de la Virgen de la Peña (Canara)
No es ningún descubrimiento que Canara goce de un emporio floral, un “Nuevo Edén”, una próspera y exuberante selva de frutales y flores que emergen por ambas riberas del Argos, —antaño llamado río Canara—, bajo el manto protector de su patrona, la milagrosa Virgen de la Peña, (antigua titular del patronazgo de Cehegín), y cuyas fiestas y romería se celebra cada 15 de agosto.

Fiestas Virgen de la Peña (Romería)
Ya consolidada esta manufacturación floral, no sería del todo descabellado pensar en proporcionarle el marchamo poético que lleva consigo esta producción. 'El Lenguaje de las Flores', se podría denominar. Bien es sabido que las flores poseen un acento propio que es toda una tradición.
En tiempos del Romanticismo, cuando se buscaba la Flor Azul, los amantes se confesaban sus sentimientos en el lenguaje de las flores: “El fuego de tu mirada me abrasa el corazón” (Una rosa blanca y otra roja); “No hay nadie que pueda quererte más ardientemente que yo…” (Clavel blanco). La riqueza de la Naturaleza permitía diálogos llenos de afecto. Cualquier flor transmitía un mensaje semejante. Aun hoy no es raro ofrecerle un hermoso ramo a la persona bienamada y no digamos una ofrenda floral a la Virgen.

Flores para la amada.
La costumbre de expresar pensamientos y sentimientos por medio de las flores nos llegó de Oriente. Pero esta práctica se ha ido perdiendo en los tiempos modernos y sólo nos quedan ciertas formas que nos hacen compañía en los momentos mas importantes de nuestra vida: Aquel “Dígaselo con flores”, el ramo de azahar para la novia, incluso las coronas dedicadas a nuestros difuntos… y sin embargo, ¡qué poco sabemos de ese lenguaje de sensibilidad mágica que se esconde tras ellas!

Dígalo con flores.
 Y es que las flores son un compendio literario, un universo olvidado, que de vez en cuando aparece con la nostalgia de los tiempos pasados. Numerosas definiciones lo avalan a través de las obras de arte: la Pintura, la Música, la Poesía, el Cine, la Literatura, etc. son temas propicios a su remembranza: Alhábega, (Odio); Albaricoque, (Infidelidad); Mirto, (Amor); Ababol, (Sueño). 
Hay ilustraciones contradictorias respecto al Clavel: el Amarillo, (Desdén), Clavel Doble, (Amor Ardiente), el Rojo, (Amor vivo), y Clavel Seco, (Desprecio). Las Dalias, también despiertan diversos estados de ánimo según su matiz: Amarilla, (Unión), Encarnada, (Tus ojos abrasan), Matizada, (Mirada engañosa), Morada, (Ten piedad de mí). Dondiego, (Coquetería). 
Otros muchos se desmenuzan de distintas definiciones: Azahar, (Virginidad); Geranios, (Melancolía); Jacintos, (Juegos peligrosos); Narcisos, (Vanidad); Orquídea, (Belleza); y finalizamos esta apoteosis floral con la Violeta, (Flor de la Pasión). Los poetas andalusíes hablaban de la Violeta como… "alas de mariposa teñidas con moras de jardín", y le encuentran un parecido con las huellas de un mordisco en la mejilla o… “en el seno de la bienamada". 
Lo dicho…, Canara es la Joya de Oro de la fértil comarca ceheginense.

Jardín de las Hespérides (Tenerife)
Cuando Zeus viajaba hacia la Atlántida en busca del Fin del Mundo, seguramente al pasar por nuestro paraíso canarense, creyó que sobrevolaba por los canarios Campos Elíseos y dejó caer parte del frasco que guardaba para perfumar el Jardín de las Hespérides y así nació el Nuevo Edén. 

Compartir en :
 
Back to top!