Desde mi Buhardilla Mesonzoica
Buscando...
martes, 12 de septiembre de 2017

LA RELIQUIA DE LA VIRGEN

LA RELIQUIA DE LA VIRGEN MARÍA.



Han transcurrido 60 años desde aquel 28 de julio de 1957, que el recordado franciscano P. León Arana, recibiera del Vaticano una reliquia de la Santísima Virgen María, se trata de un  trozo del velo utilizado por la Madre de Jesús durante su vida terrenal (expedida por el Vaticano con fecha 30-12-1955).
En aquellos años la presidencia de la Hermandad la representaba el farmacéutico ceheginero Dimas Agudo Aguacil y se decidió encargar a Vicente Segura Valls, de Murcia, la elaboración de una urna para guardar y venerar tan preciado tesoro. La sagrada reliquia fue expuesta en escaparates del “Barrio de las Maravillas” (sic) y del resto del pueblo para su veneración. El coste aproximado de esta urna fue de veinte a veintidós mil pesetas, pagadas por donativos recibidos de los fieles cehegineros. (Como curiosidad). Entre estas dádivas había una moneda de oro mejicana de veinte pesos, y diez monedas de plata de cinco gramos.


Qué ilusión y qué acierto de quien corresponda. Al igual que el año pasado la imagen del Divino Niño sorprendió luciendo su ancestral corona, este año 2017, nos gratificamos de nuevo con la aparición de la citada reliquia, ubicada para su veneración en el camarín, a los pies de Nuestra Señora de las Maravillas, en una bella hornacina tallada en madera noble por el artesano y recientemente nombrado “Camarero de la Virgen”, Juan González Cava.


Aunque la Virgen y su Hijo no necesitan oropeles ni blasones, les basta con la divina belleza que emana su imagen plena de gracia, es el momento, después de 60 años salvaguardada, que las nuevas generaciones de cehegineros conozcan este noble vestigio sagrado que se custodia dentro de una bellísima joya de orfebrería.
Compartir en :
 
Back to top!